Esa nube tiene forma de oveja. Una vida contada con las manos de Heike.

Como si se tratara de una película en el Festival de Cine de Berlín, así son las imágenes que va creando Elena Álvarez Rodríguez en su novela y nos trae la historia al presente con un nivel de documentación tan preciso en los detalles, que mientras leemos nos olvidamos que es una historia ficticia.

Advertisements