“Bella Rosa”, cromoxilografía en una botella.

Dentro de la analogía que interpreta la serie Estaciones, como el proceso de metamorfosis durante un año, la cromoxilografía “Bella Rosa” representa el estado otoñal, en el momento en que el verano se ha ido, y nos toma por sorpresa como el despertar de un sueño que sin aviso acaba. Segunda obra dentro de la serie “Estaciones”.

estaciones-5716

El planteamiento con esta obra dentro de la serie, es la analogía del punto de giro que la vida nos presenta frecuentemente, una sacudida para reorientarnos en nuestro camino, el espacio en que la vida misma nos confronta con nuestro propio espejo y nos refleja la necesidad de salir de nuestra zona de confort.

Sin embargo, es solamente el inicio de una metamorfosis que debemos atravesar, cual crisálida transformándose para alcanzar nuevos colores en sus alas, para lograr nuevas metas, para encontrar el nuevo camino. En este otoño metafórico asistimos indolentes a la caída de las viejas estructuras, vemos como la realidad se marchita y solamente nos deja los recuerdos que cada momento se hacen más lejanos.

“Bella Rosa” es un nombre que fue escogido deliberadamente para representar el punto de partida hacia este nuevo horizonte, una bella rosa que floreció durante la época más esperada en la vida pero que, en este cambio de rumbo; su recuerdo como su belleza, se marchitan junto con la creciente distancia.

estaciones-5868

Los trazos de esta cromoxilografía tienen dos momentos; el fondo en segundo plano con trazos aleatorios, sin unidad, dispersos. Trazos que se desvanecen para dar una dimensión más distante con los predominantes trazos del primer plano, trazos precisos y pensados, siguiendo un orden uniforme. La divergencia de ambos momentos, el plano distante desvaneciéndose y el plano cercano dirigiendo sus fuerzas hacia el nuevo horizonte.

estaciones-5665

Las líneas de la rosa son trazos estilizados que dirigen la vista hacia el tallo, que adrede, se encuentra dentro de la botella de la cual se nutre, de donde toma su savia y se mantiene como un recuerdo latente y vivo. Por lo tanto, la botella es el soporte de belleza de esta rosa, una amalgama perfecta entre energía y belleza.

En la galería que dejo a continuación se puede ver el proceso de creación de esta pieza mientras en mi cabeza sonaba “Eres” de Café Tacvba, durante 18 meses de trabajo que desemboca en una pequeña edición de 3 ejemplares con ambas matrices destruidas sin posibilidad de una nueva edición.

© 2017, Jorge Madrigal.


galeria_300x250

Advertisements